3 Formas de reducir el «brillo del grafito» en tus dibujos

378 Views

Muchos adoran dibujar con grafito, ya que nada supera el control y la precisión que ofrece un lápiz de grafito afilado. No obstante, hay algo que nadie aprecia, y es el brillo antiestético que puede producir.

Si no sabes lo que queremos decir con «brillante», toma un lápiz de grafito suave y una hoja de papel y llena un cuadrado de aproximadamente 1 centímetro en la página con el valor más oscuro que puedas. Presiona con  fuerza con el lápiz mientras dibujas.

Formas de evitar que tus dibujos a lápiz se vuelvan brillantes

Ahora observa la página desde diferentes ángulos. Dependiendo del ángulo de visión, el cuadrado puede parecer oscuro como la tinta o gris plateado. Este es el temido «brillo de grafito». Sin embargo, hay formas de evitar que tus dibujos a lápiz se vuelvan brillantes. A continuación, vemos 3 de ellas.   

1.- Limita la cantidad de grafito en la página

El grafito en sí es una sustancia blanda, por lo que una mina muy blanda, como la que encontrarías en un lápiz 6B, por ejemplo, en realidad contiene una alta proporción de grafito puro. Las minas más duras, como las que encontrarías en un lápiz 6H, son más duras debido a la adición de arcilla. En otras palabras, los lápices H contienen más arcilla y menos grafito que los lápices B.

Dado que el grafito se vuelve brillante y la arcilla no, el uso predeterminado de lápices más duros es una forma de limitar el brillo en tus dibujos.

2.- Limita la fuerza con la que presionas

Hay ocasiones en las que los lápices B más suaves son el boleto, simplemente no presiones con tanta fuerza. En lugar de eso, aumenta el valor gradualmente con dos o tres pasadas ligeras en vez de una pasada pesada, eso contribuirá a reducir el brillo del grafito.

3.- Limita la cantidad de veces que reelaboras un área

Si bien puedes solucionarlo con 2 o 3 pasadas ligeras con un lápiz de grafito suave, dibujar en la misma área una y otra vez eventualmente conducirá al efecto de brillo. Un mejor enfoque es seleccionar el lápiz adecuado para comenzar el trabajo y, por lo tanto, limitar el número de pasadas que requerirás.

La capacidad del grafito de brillar es una característica natural y no se puede hacer nada al respecto. Todo lo que podemos hacer es tratar de limitar el brillo evitando los comportamientos que lo causan, es decir, presionar demasiado fuerte o utilizar demasiado los lápices blandos y pulir la superficie del grafito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *