4 mentiras que te impiden aprender a dibujar

253 Views

Aprender a dibujar es como hacer una caminata por un bosque oscuro y misterioso que nunca antes has visitado. Es fácil asustarse con nuestros propios pensamientos, pero al enfrentarnos a esas ideas que nos frenan, podemos descubrir un nuevo camino. En esta publicación, veremos las mentiras más comunes que te impiden aprender a dibujar.

1.- No tengo talento

Eso no es cierto. Si puedes sostener un lápiz con suficiente firmeza para escribir tu nombre, puedes aprender a dibujar. Puede ser que algunos puedan captar conceptos y aplicarlos más fácilmente, mientras que otros tengan que trabajar un poco más, pero no dejes que eso te detenga.

2.- No soy creativo

Bueno, eso es una tontería. Los humanos somos seres creativos por naturaleza, así que olvida la idea de que no eres creativo. Además, aprender a dibujar no es un asunto de «creatividad», sino de desarrollar habilidades. Incluso si tienes una gran cantidad de ideas para el arte, aún necesitas un conjunto de habilidades que te lleven desde sostener un lápiz hasta recrear con precisión lo que ves frente a ti.

3.- Soy demasiado viejo

Siempre has querido aprender a dibujar. Cuando eras niño, disfrutabas hacer garabatos, pero con el transcurrir del tiempo renunciaste a tu sueño de dibujar. Ahora que han pasado varias décadas, ¿es demasiado tarde para aprender a dibujar? ¡Por supuesto no! Tu cerebro no pierde la capacidad de aprender cosas nuevas simplemente por el hecho de envejecer. De hecho, la autodisciplina que a menudo viene con la edad puede ser una gran ventaja en este tipo de aprendizaje.

4.- Nunca seré como…

Compararse con los demás nunca es una buena idea. Está bien inspirarte en otros artistas, pero sigue tu propio camino. Tu trabajo es tu trabajo y existe por sus propios méritos. Esta es una de las cosas más difíciles de aceptar como artista en desarrollo, porque hay muchas obras de arte geniales por ahí.

Solo recuerda: todos los artistas, hoy y en el pasado, lucharon con los mismos miedos que tú. En el fondo, todos sienten que su propio trabajo no está a la altura. Pero al final, los modelos a seguir pueden ayudar porque te muestran lo que es posible, brindando dirección y metas para tu trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *