Afina tus dibujos bidimensionales con la técnica de segmentación

226 Views

La segmentación es una técnica esencial para dominar tanto tu trazo como tus formas bidimensionales, porque sirve para diferenciar nuestra percepción en 2D y  3D. Esto implica precisar la profundidad en el espacio y anticipar los efectos de la perspectiva, compresión de los detalles, tamaño de escala y otras particularidades.

La técnica de segmentación, que se puede aplicar a cualquier tipo de dibujo, te permite simplificar una forma y al mismo tiempo mantener su naturaleza en 2D. Es recomendable trabajar la segmentación primero con un lápiz, y de ser necesario, luego borra para ajustar o refinar la forma.

Para segmentar, primero debes conocer el punto de origen y el punto final y que hayas analizado el ángulo global que forma cada parte del contorno que estás intentando dibujar. En este sentido, hay dos tipos de segmentación:

La segmentación rectilínea

Consiste en representar segmentos rectos que siguen el contorno de la forma sin querer imitar las curvas que la constituyen. Lo interesante de esta práctica es que te obliga a ser riguroso en el análisis de los ángulos medios que constituyen los contornos de las formas, pero también a buscar una intención y un sesgo, lo que evita que la forma acabe con una simetría desafortunada y pierda todo su carácter.

La segmentación curvilínea

La segmentación curvilínea es un poco más avanzada que la formación rectilínea, porque requiere más experiencia en la observación, pero una vez dominada, resulta mucho más rápida. En lugar de segmentar en pequeños segmentos rectos, la segmentación curvilínea divide una curva en varias curvas o segmentos rectos. Por lo tanto, puedes dividir el esquema en menos pasos, sin perderte en la simetría.     

Cuando se trata de simplificar o diseñar formas bidimensionales, la segmentación se convertirá rápidamente en algo esencial en tu práctica y nunca volverás a ver las formas de la misma manera. Al igual que la perspectiva de la percepción tridimensional, la segmentación resulta ser el estándar de oro de las buenas prácticas para la percepción bidimensional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *