Carboncillo para dibujar

281 Views

¿Acabas de empezar las clases de dibujo? Seguramente tu profesor empezará introduciendo las numerosas técnicas que puedes utilizar para empezar a dibujar, entre ellas el carbón vegetal, conocido como carboncillo.

El carboncillo es una especie de barra hecha de carbón vegetal, que proviene del arbusto del mismo nombre, y se sabe que es una de las primeras herramientas utilizadas por el hombre para representar la realidad en una superficie plana.

Más que suficiente

Con el carboncillo, puedes divertirte haciendo trazos finos o amplios según el ángulo que le des, convirtiéndolo en un increíble compañero de dibujo. No es necesario llevar toda una paleta de lápices: un carboncillo puede ser más que suficiente para hacer un dibujo.

Sin embargo, hay algunas variantes de carbón vegetal que se pueden utilizar para desarrollar tu estilo cuando aprendas a dibujar. El carboncillo puede ser blando y, por tanto, bastante desmenuzable, o más seco y, por ende, más duro.

Cuando el carbón está seco, es más fácil utilizarlo para dibujar líneas ligeras, como los bocetos. Son muchos los que utilizan este estilo de carboncillo para trazar las primeras líneas de su dibujo en el lienzo. Es una forma de poner las primeras líneas sin que sea definitivo, porque es fácil de difuminar y de borrar.

Parte de tu arsenal de dibujo

Con frecuencia, el carboncillo se utiliza para contrastar el dibujo y oscurecerlo, ya que permite algunas variaciones, así como luces y sombras. Se puede difuminar para darle a tu dibujo un aspecto borroso, pero también te permite trazar líneas finas y duras cuando las necesites.

Sin embargo, debes tener cuidado, ya que es frágil y difícil de mantener en el tiempo. Así que recuerda proteger tus dibujos para que no se desvanezcan. El carboncillo también es sucio: ¡es carbón! Ten cuidado con tu ropa, pero sobre todo con tus dedos y manos cuando estés trabajando para no estropear o manchar tu dibujo.

Para aprender a dibujar, no es necesariamente la herramienta más fácil, pero después de unas horas de dibujo con lápiz, puedes pasar fácilmente al carboncillo, que permite dibujar un rostro, personajes, el cuerpo humano, hacer un dibujo realista o aportar profundidad. Por lo tanto, el carboncillo es una herramienta que debe formar parte de tu arsenal de dibujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *