Cómo dibujar una carabela paso a paso.

Cómo dibujar una carabela paso a paso

178 Views

Ya sea que vayas a dibujar algo de anatomía o te prepares para Halloween, aprender a dibujar una calabera es una forma de practicar detalladamente su forma y textura. Aquí te enseñaremos cómo dibujar una carabela paso a paso, de una forma práctica, rápida y muy sencilla ¡Comencemos!

Puedes también aprender a dibujar paso a paso al rey de la selva.

Paso 1: dibuja un círculo

Para comenzar, realiza un circulo mediano en el centro de la hoja, utilizando un lápiz HB para que alrededor del círculo quede un poco oscuro.

Paso 2: dibuja una línea recta horizontal y otra vertical.

Luego, dibujarás una línea recta horizontal y otra vertical a través del centro del círculo. Estas líneas servirán de ayuda para guiarte a ubicar los rasgos de la carabela.

Haz que la línea vertical se extienda debajo del círculo para poder dibujar la mandíbula a la carabela.

Paso 3: realiza 2 hexágonos en la parte de la parte inferior.

En este tercer paso, vas a dibujar dos hexágonos a lo largo de la parte inferior de la línea horizontal. Luego, dibuja la cuenca del ojo en los dos cuadrantes inferiores del círculo.

Paso 4: dibuja la forma de la nariz.

Dibuja la forma de la nariz de la carabela a lo largo de la línea guía vertical y con la línea horizontal, corta sobre la línea guía vertical de manera que encaje en la mitad de las cuencas de los ojos.

Con el lápiz HB, dibuja en parte inferior del círculo dos dos líneas en un punto en la parte más inferior del círculo en la línea vertical.

Paso 5: dibuja el contorno angular de los lados de la calavera.

Para dibujar los contornos de la calavera, vas a realizar una linea que se curve de regreso hacia el centro antes de hacer que se aleje a la altura de la cavidad nasal.

Luego, dibuja una línea recta hacia abajo que se incline debajo de la cavidad de la nariz. Haz que esta línea se extienda horizontalmente para unirse con el lado opuesto de la calavera.

Repite este proceso en el lado opuesto de la carabela para que se unan las líneas de cada lado.

Piso 6: dibuja los dientes superiores.

En este sexto paso para dibujar la carabela vas a dibujar los dientes superiores a lo largo de la línea horizontal.

Comienza dibujando los dientes en forma óvalos verticales que se extiendan por debajo de la línea para hacer los dientes. Luego, dibuja dos óvalos más pequeños en ambos extremos para mostrar los dientes que se alejan.

Paso 7: dibuja el contorno de la mandíbula.

Mide la distancia comprendida desde la parte superior de la calavera, hasta el punto donde se unen las líneas horizontales y verticales.

Dibuja ambas líneas rectas y inclinadas de manera que tengan la misma longitud que la línea horizontal, en el centro de la mandíbula.

Paso 8: dibuja los dientes inferiores a lo largo de la mandíbula.

Realizar los dientes de la carabela, y asegúrate que tengan el mismo tamaño que los dientes superiores. dibuja los dientes en la parte delantera más grandes que los de los lados.

Para darle a la calavera algo de perspectiva, puedes dibujar un espacio pequeño en cada extremo de la línea de los dientes. Esto va a mostrar un espacio entre la calavera y la mandíbula.

Paso 9: rellena las cavidades nasales y oculares con el lápiz.

Para este noveno paso, vas a utilizar el lápiz HB para rellenar las partes nasales y oculares de la carabela.

Presiona el lápiz firmemente para sombrear cada cuenca del ojo y la cavidad nasal. Ya que estas son profundas y sin color, sombréalas más oscuras para darle una forma un poco realista a la carabela.

Paso 10: borra las líneas guías.

Antes de empezar a sombrear la calavera, toma el borrador y elimina de manera cuidadosa las líneas guía horizontal y vertical que aún están visibles. Además, borra también suavemente las líneas del círculo.

Paso 11: sombrea la calavera para darle profundidad.

Para este último paso, realiza sombras oscuras con el lápiz HB en los alrededores de los ojos donde se encontrará la frente.

Otras áreas que puedes sombrear son los lados superiores, a lo largo de la mandíbula y los lados de la cavidad nasal. ¡Ahí tienes! Una tenebrosa carabela dibujada por ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *