Dibujar con tiza negra

204 Views

Junto con el carboncillo, la tiza es uno de los materiales de dibujo más básicos. Los tres tipos principales son la tiza negra, la tiza roja (también llamada sanguina) y la tiza blanca. En esta publicación damos un breve repaso sobre cómo dibujar con tiza negra.

La tiza negra se distingue por ofrecer un color negro untuoso, intenso y aterciopelado, lo que le da una nueva dimensión a tus dibujos. En los estantes de las tiendas de arte, puedes encontrar tiza negra en forma de lápiz de madera o tiza rectangular en formato H, HB, B, 2B o 3B.

¿Cómo dibujar con tiza negra?

De forma similar al carbón, la tiza negra se puede usar en cualquier medio y ofrece mejor precisión que el carbón, exceptuando al lápiz de grafito. Este material se adhiere mejor al papel que el carbón y, por lo tanto, se fijará mejor con el tiempo.

El negro que ofrece este material permanece intenso incluso cuando se usa un difuminador, aunque también es fácil lograr degradados con él.

Si bien dibujar con tiza negra requiere un poco de formación, está al alcance de todos los aprendices. Para dibujar con tiza negra, sigue estos simples pasos:

  • Traza tu dibujo: la técnica más rápida y sencilla es obviamente la mesa de luz. Pero si no cuentas con esta herramienta, no te asustes, puedes recurrir al recurso de la cuadrícula. A continuación, traza ligeramente los contornos del dibujo a lápiz.
  • Dibuja los negros: el verdadero trabajo comienza ahora. Dibuja los negros profundos toscamente.
  • Mezcla: esta es la mayor parte del trabajo. Se trata de unificar los negros con el difuminador.
  • Realza las luces: con el borrador de migas, realza la luz y perfecciona los últimos detalles.

La tiza negra es ideal para realizar desnudos, bocetos, paisajes, retratos y más, por lo que te invitamos a explorar todas la posibilidades que ofrece este estupendo material de dibujo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *