Lo que necesitas saber sobre la dureza de las minas de los lápices

603 Views

El dibujo es una de las pocas prácticas artísticas que puedes realizar con muy pocos materiales; todo lo que necesitas es un lápiz y una hoja de papel. Si bien un lápiz común es suficiente para hacer grandes dibujos, si deseas crear dibujos más realistas y matizados, entonces tendrás que usar lápices de diversos tipos. A continuación hacemos un breve repaso sobre la dureza de las minas de los lápices.

¿Qué significa H y B?

Lo primero que es importante saber es que la dureza de las minas se divide en dos categorías: H y B, que significa dureza (Hard) y negrura (Black). Las minas H están muy compactadas y contienen más relleno, lo que hace que formen las líneas más claras, ya que solo se libera una pequeña cantidad de grafito cuando se usa el lápiz.

En el otro extremo de la escala de dureza del lápiz se encuentra la categoría B. El grafito de estos lápices no se ha compactado con tanta fuerza y ​​no contiene tanto relleno, por lo que su mina es más blanda, lo que hace que salga más grafito del lápiz a medida que dibuja. Debido a que tiene más grafito, la marca de estos lápices marca será más oscura.

¿Cómo se numeran los lápices de dibujo?

Dentro de cada categoría, la dureza de la mina de los lápices se determina mediante números en una escala. Para que sea más fácil de entender, comencemos por el centro de la escala, donde se ubica el lápiz HB, que no es demasiado duro ni demasiado blando. A la izquierda del centro es donde encontrarás la categoría H y a la derecha es donde comienza la categoría B. Dentro de ambas categorías, hay números que designan su densidad.

Veamos primero la categoría H. A medida que los lápices avanzan hacia la izquierda, se vuelven más claros. Por lo tanto, a medida que aumenta el número, también lo hace la densidad, lo que hace que cada lápiz subsiguiente sea cada vez más claro. Siguiendo esta escala, el primer lápiz que encuentras es el H número uno, pero se designa simplemente como H, sin un número. El siguiente lápiz es un 2H, luego 3H, 4H y así sucesivamente, hasta 6H.

En lo que respecta a la categoría B, a medida que avanzan a la derecha se van oscureciendo. El primer lápiz de esta categoría es B número uno, que se designa simplemente como B. El siguiente lápiz es un 2B, luego 3B, 4B y así sucesivamente, hasta un máximo de 12B.

Dependiendo del propósito

La mejor forma de descubrir qué lápiz es mejor para cada situación es experimentar con ellos. Para bocetos simples, el lápiz HB es probablemente el más popular. Para bocetos preliminares que se utilizarán como guía para una pintura o ilustración, los lápices 2H – 4H más claros son ideales. Estos lápices te permiten dibujar una composición inicial y borrarla si es necesario sin dañar el papel o lienzo.

También se prefieren los lápices muy ligeros, como el 6H, para hacer los bocetos preliminares para la pintura de acuarela, ya que no se verán a través de la pintura. Los lápices B con números más altos pueden lograr un rango de valores oscuros para agregar sombras y contraste dentro de un dibujo. Para dibujos muy complejos y realistas, un artista utilizará lápices en todos los grados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *